Suegras

Las suegras no son como los bombones que uno puede escoger el que más le gusta, no, las suegras te las imponen.  Puede  ser  que seas afortunado y te toque una que sea encantadora y angelical, pero, ay pobre de ti si te toca una arpía que lloré como los  cocodrilos. Por eso no está de más tener a mano un bozal, el más resistente que exista, ya que de momento los científicos no han descubierto el antídoto contras las mordeduras de suegras “peligrosas”. Pero ánimo, yernos, nueras y demás damnificados  que, como dice el refrán, no hay mal que cien años dure.

tumblr_nkxh7ngxhK1u2iwsqo1_400

 

 

Anuncios