El amor es como Don Quijote: cuando recobra el juicio es para morir.

Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.

La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe.

La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande.

El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo.

El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.

Jacinto Benavente (Madrid 1866 – Madrid 1954). Dramaturgo y director, guionista y productor de cine.

Anuncios