El Discurso de un Galgo

 

Si los galgos hablasen, estoy segura de que se acordarían de todos los hijos de padre desconocido que ejercen la caza sin ningún tipo de escrúpulo, los cuales, desgraciadamente, ya sabemos lo que hacen con sus perros cuando ya no los necesitan. Podría seguir este post con un centenar de insultos hacia estos deshechos humanos, a los cuales tendrían que colgar de los testículos del mismo modo que ellos cuelgan a sus perros. No estaría mal,¿verdad?

 

No obstante, este post no va sobre la basura humana, sino de un ejercicio de imaginación. Sí, imagina por un momento que tu galgo pudiese hablar, ¿qué diría?  Pues muchas cosas seguramente, y algunas de ellas  serían algo muy parecido a lo siguiente:

Me llames como me llames soy un galgo y, como ya debes saber, me encanta correr, además, que puedo presumir de que mi raza es la más veloz que existe. Cuando corremos, pasamos el 75% de ese tiempo en el aire, pero no por ello soy un pájaro.

Puedo  detectar objectos que se encuentran a distancias de 600 metros, así que si te escondes te encuentro y si te mueves lo haré incluso antes, ya que tengo visión estereoscópica, con lo que puedo ver mejor los objetos en movimiento que estáticos. Y si a eso le sumas que tengo un rango de visión de 270 grados, que viene a ser lo mismo como si pudiera ver lo que hay detrás de mí,  no te sorprenderás que vea a un gato o un conejo antes que tú.  Lógico, ¿no?

Mi cola me sirve como timón de dirección, es así de simple, así que ni se te ocurra decir lo que oí una vez: ” Oh, tiene una cola muy larga, ¿por qué no se la cortas? Entre gente inteligente no creo que haga  falta contestar a semejante barbaridad… 

Mi  porcentaje de glóbulos rojos es más elevado que el de otras razas, eso me permite que llegue más oxigeno a mis músculos y al resto del cuerpo. La naturaleza es así de sabia, si no sería difícil mantener mi gran  velocidad.

De todas las razas, nosotros los galgos somos los que tienen la temperatura más alta, pero no es ninguna enfermedad, es nuestra genética. Así que si padeces de hipocondría, por favor, no la canalices conmigo.

Tenemos un grupo sanguíneo universal, y gracias a eso podemos donar sangre a todos los perros que la necesiten.

La mayoría tenemos el instinto cazador, pero somo pacíficos. ¿Y por qué digo esto? Pues porque hay gente con cabeza de chorlito que dice que también podemos atacar a los humanos porque somos cazadores. Si tienes un galgo, has de tener paciencia con este tipo de personas porque, como tienen la cabeza hueca, es imposible que razonen, así que lo más recomendable es alejarte de ellos.  Aunque un amigo de mi propietaria dice que los gilipollas están estratégicamente distribuidos para que te encuentres uno al día. Por lo tanto, te puedes sentir afortunado si pasas un día sin encontrarte a uno.

Cuando juego, debido a mi velocidad puedo ser un poco bruto, pero por lo que he comentado antes, no ataco, pero si que me entran ganas de vomitar sobre las cabezas de chorlito de las que he hablado antes cuando afirman de que somos peligrosos. ¡Pedazo de capullo! Lo que es peligroso es la ignorancia y no nosotros, los galgos.

Y para finalizar mis deseos más nefastos para todos aquellos que se divierten torturando a los animales, ya sea un elefante o una inofensiva ardilla. 

Mimos y Otis en @Calawilma

Dobby en @Calawilma

Anuncios