Asesinos Culinarios

¡Me sale la paella como Dios!, afirma uno que yo me sé, que ni siquiera sabe apreciar un arroz pasado, o sea pastoso, de uno cocido correctamente. Entiendo que un desliz lo puede tener todo el mundo. Además de que no siempre salen las cosas cómo queremos que salgan, ¡pero con el arroz!  Se puede tener un desliz, dos, ¡pero  tres! Vamos, que no siempre te puede salir igual de pastoso. Pero la desfachatez  del analfabeto culinario en cuestión no conoce límites, y sigue reafirmándose que le sale la paella como Dios, y no solo eso, sino que encima me acusa de finolis. De finolis tengo poco, pero, sin embargo, si que tengo los suficientes conocimientos de anatomía humana para determinar que él   padece de una anomalía en su estructura, ya que es obvio que el paladar no lo tiene en el interior de la boca, sino en el ano, solo así es comprensible su arrogancia culinaria.

Así  que mi querido asesino culinario, sé que no vas a cambiar, pero al menos sé un poco más respetuoso con los paladares y estómagos ajenos.

FDO: Amigos, vecinos, familiares, tu peluquera, el profesor de matemáticas de tu hija…

cook

 

Anuncios