El último libro de Juan José Millás no es una novela, ni tampoco un libro de relatos, sino una especie de diario donde  se nos presenta  un personaje neurasténico,  con cierta aprensión a las enfermedades y  que combate sus neuras con un humor irónico que a veces  desconcierta, como son sus visitas al psicoanalista,  y en otras…  se puede saborear  la melancolía.

lll

 

Me han encantado todas las novelas  que he leído de Millás, creo que han sido cinco. Sin embargo, La vida a ratos no es el libro con el que más he disfrutado. Tal vez sea porque prefiero seguir un argumento y aquí me he topado con una especie de diario cuya lectura me queda un poco dispersa. Aun así el dietario no deja de ser una invitación para compartir las vivencias diarias del neurótico protagonista. Durante la lectura se puede experimentar  tanto repentinas carcajadas como que de repente te acuerdas de la madre que parió a la vejez. De todas maneras, lo que no se puede negar es que su último libro lleva ese sello tan característico de Millás, que no es otro que una gran dosis de ironía.

El problema de la masa es que tiene necesidades de la que carece la energía. La masa necesita comer, necesita abrigo, necesita follar, necesita reconocimiento y cariño y necesita límites. La masa, comparada con la energía, es una mierda. Aquí, los únicos que han comprendido el mundo son los místicos, que prestan más atención al su espíritu (la energía) que a su cuerpo (la masa). El cuerpo, como decíamos, es un delirio de la energía.

La vida a ratos de Juan José Millás (2019)
Editorial:  Alfaguara
ISBN   9788420434674
Idioma: Español